Somos lo que comemos

comemosNo solo los cosméticos pueden ayudarnos a conseguir ese cutis perfecto que todo el mundo desea. Es por ello que se debe realizar una dieta equilibrada a base de vegetales y frutas.
La regla número uno, en cuanto el cuidado de la piel, es la correcta hidratación. Para lograrlo necesitamos beber diariamente entre 2 y 3 litros de agua para eliminar las toxinas.
La alimentación es muy importante para lograr una piel saludable. De manera que, deberemos suprimir de nuestra dieta diaria aquellos alimentos que pueden perjudicar nuestra piel provocando acné o haciendo que nuestra piel sea más grasa. Estos alimentos son los azucarados, la bollería industrial y los dulces en general, especialmente aquellos alimentos ricos en grasa.

Al igual que hay alimentos dañinos para la piel, también hay otros que no ayudan a cuidarla como pueden ser la fruta o la verdura cruda. Por lo tanto, empezaremos ingiriendo 3 piezas de frutas diarias como la manzana, el plátano y las fresas. El plátano es muy recomendable debido a su contenido de Zinc, ya que nos ayudara a mantener la piel luminosa. Los cítricos como los kiwis, frutas rojas, coles y perejil son ricos en vitamina C. Así que, además de ingerir estos cítricos también podemos realizar mascarillas faciales, agregando a estos una cucharada de miel y unas gotitas de limón. La vitamina C es un antioxidante, nos favorecerá en la cicatrización de las heridas y otorga elasticidad a la piel haciendo que esta se deteriore más lentamente.
Para lograr que nuestra piel se vea saludable deberemos asegurarnos que nuestra alimentación nos aporta la cantidad correcta de vitaminas. Para conseguirlo deberemos de ingerir carnes, huevos, lácteos, legumbres, pescado cereales y frutos secos. Las personas con la piel grasa deben evitar completamente los alimentos oleosos como pueden ser las frituras, la mahonesa y la leche entera, ya que ayudan a fomentar el sebo.

Además de consumir frutas y verduras es recomendable el consumo de frutos secos, debido a su aporte de vitamina E. Para reducir el envejecimiento de la piel y obtener una mayor elasticidad se recomienda las almendras, las nueces o los pistachos. Las nueces y las avellanas actúan como antiinflamatorio debido a su contenido de cobre.
Una buena forma de combinar la hidratación con la ingesta de frutas y verduras es mediante los zumos naturales, que en épocas de calor es más apetecible y no nos cansaremos tanto de tomarlos.
Os recuerdo que: SOMOS LO QUE COMEMOS

 

Fuente Imágen: www.flickr.com

Deja un comentario

Puedes usar HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>