Premisas básicas de maquillaje

cosmeticosDesde tiempos inmemoriales el maquillaje es uno de los grandes aliados de la mujer. Un buen maquillaje es aquel que es capaz de disimular las imperfecciones del rostro y que, al mismo tiempo, remarca los rasgos más bellos del rostro. Todo ello de manera muy natural, sin estridencias. Sin embargo, el maquillaje mal aplicado puede llegar a causar efectos muy negativos.

Lo cierto es que a partir de los 35 años la piel empieza a perder frescura y elasticidad. El maquillaje es una solución ideal para iluminar el rostro pero hay que tener mucho cuidado porque una cara mal maquillada puede dar un resultado contrario al esperado: una cara envejecida.

El punto de partida de cualquier maquillaje es la base, eligiendo una buena base cuyo tono se ajuste a tu color de piel tendrás parte de la batalla ganada. Ésta se fundirá a la perfección en tu rostro y quedará muy natural. También hay que tener cuidado a la hora de aplicarla, poner mucha cantidad tampoco sería bueno. Sería conveniente hidratar bien la piel antes de aplicar el fondo de maquillaje.

Si vas a aplicar también bases correctoras, aplica la justo y necesario. De lo contrario, acentuaría aún más las imperfecciones porque se notaría diferencia entre la base y el corrector y el objetivo es lograr un rostro homogéneo.

El color de los párpados también juega un papel clave puesto que da profundidad a la mirada y da brillo a los ojos. Los tonos naturales y las sombras en polvo son una apuesta segura porque disimulan las arrugas de los párpados. Bajo ningún concepto sobrecargues los párpados, para evitarlo emplea un delineador de color marrón. Combina sólo dos sombras y aplica la más clara en el párpado superior y en el arco de las cejas. Para dar brillo puedes utilizar una sombra dorada en el lagrimal pero nunca en la zona interna del ojo porque estarías acentuando las patas de gallo.

En cuanto a las mejillas, atención al colorete y a la cantidad aplicada porque podría crear un efecto demasiado antinatural. Escoge un tono parecido al de tu piel y aplícalo con una brocha ancha desde el pómulo hasta la sien.

Respecto a los labios es esencial que estén bien hidratados. Con un perfilador del mismo tono que la barra de labios puedes definir con facilidad las líneas de tus labios. Hazlo con suavidad para que no resulte demasiado obvio. Elige un color natural porque son los más discretos y los que más favorecen.

Deja un comentario

Puedes usar HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>