Maquillaje conflictivo

Me parece muy bien que en el Reino Unido hayan retirado un anuncio de cierto cosmético de L’Oreal por exagerar los efectos mágicos de algunos productos que no se correspondían con la realidad.

Esto había sucedido antes con una base de maquillaje de Maybelline, que corregía instantáneamente las imperfecciones de la epidermis, donde la modelo Christy Turlington, que lucía dicha base, tenía un lado de la cara perfecto y el otro con arrugas.

Pero la gota que colmó el vaso fue el rostro de Julia Roberts que aparecía en otro anuncio con una piel sin poros, tan perfecta como ficticia, que produjo la indignación del político liberal-demócrata Jo Swinson, quien aseguró que estos anuncios no eran representativos de los resultados que los productos podían lograr”.

El Organismo Regulador de la Publicidad en el Reino Unido, intervino prohibiendo este anuncio por considerarlo engañoso y perjudicial para la juventud, por prometer lo que no podía conseguir.

No es que no se permitan los retoques, sino que, en el caso de los cosméticos, el anunciante debe probar la cantidad de “correcciones” hechas a la imagen, para no engañar al público, cosa que no pudieron hacer.

Estas publicidades que muestran rostros demasiado perfectos, pueden inducir conductas alimentarias inadecuadas, estimular cirugías innecesarias y contribuir a la aparición de depresión en aquellas personas demasiado preocupadas por su aspecto físico.

 

Deja un comentario

Puedes usar HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>