Los pimientos

Desde que los habitantes autóctonos de Latinoamérica empezaron a cultivar los pimientos picantes, hace miles de años, éstos han sido utilizados para aliviar numerosas dolencias y padecimientos físicos, principalmente desórdenes respiratorios superiores.

Los antiguos Mayas los usaban para calmar las crisis asmáticas y la tos persistente, y todavía ésta sigue siendo una terapia que se mantiene vigente en México y, curiosamente, también en un país tan distante como la India.

Por otra parte, el pimiento es uno de los condimentos más utilizados en el mundo entero, para la preparación de los platos más diversos, además de ser recomendado para la curación de varios males, en medicina popular o naturista.

En general, el ají es usado para calmar dolores reumáticos y musculares, así como de oído, de muelas o de cabeza. También como estimulante del sistema digestivo, como afrodisíaco y para curar picaduras de insectos, entre otros.

El pimiento aporta muchísima vitamina C, más que los cítricos, además de otras como la E, A, B1, B2, B3, B6, minerales, fósforo, magnesio, potasio, calcio, ácido fólico, carotenos y betacarotenos.

Las compresas y emplastos de pimiento se utilizan para calmar dolores reumáticos, torceduras y hematomas; además se emplea para eliminar la rigidez muscular.

Se recomienda ingerir medio pimiento por día para estimular el sistema nervioso; también si tienes la nariz obstruida por las alergias, incorpora un pimiento picante a un plato de sopa hirviendo, y pronto sentirás que tus pasajes respiratorios están descongestionados y que vuelves a respirar normalmente.

En lugar de sal y otros ingredientes que resultan perjudiciales para la salud, utiliza el pimiento para condimentar, comerás más sano y más sabroso.

bonduelle.es

 

 

Deja un comentario

Puedes usar HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>