Los mejores looks para bodas civiles

Cada vez es más frecuente celebrar bodas civiles y por eso estos acontecimientos comienzan a tener sus propios códigos de vestimenta y sus normas no escritas.

Cuando comenzaron a celebrarse bodas civiles lo habitual era que se llevaran a cabo de dos maneras: o imitando a una boda religiosa, con el traje de novia y todo el ritual o como un mero trámite burocrático en el que los novios, vestidos de calle, firmaban los papeles en presencia de testigos sin más.

Ahora, lo que se lleva es algo totalmente diferente. Los novios suelen vestir elegantes, pero sin la ropa de ceremonia típica de una boda religiosa. Se busca la elegancia y la originalidad no solo en los novios, también en los invitados, que han aprendido que una boda es una boda independientemente de cómo se lleve a cabo.

Un look original para una novia que quiere destacar

Nuestra primera propuesta para una novia en una boda civil son los kimonos de novia. Los kimonos están de moda porque son una prenda muy femenina, delicada y elegante. Adaptados al gusto occidental se convierten en algo ligeramente diferente, más práctico, pero que no pierde para nada su esencia.

Con un kimono cualquier novia se va a sentir muy especial, que es lo que realmente importa en un día tan señalado y lo que cualquier mujer busca en ocasiones así. Pero, además, estará cómoda y se moverá con libertad, sin sentirse encorsetada en un día en el que tanto querrá hacer y en el que querrá bailar con todo el mundo y estar muy a gusto.

Un vestido de cóctel para una novia con clase

El vestido de cóctel es una de las opciones más socorridas para este tipo de eventos. Es un traje de ceremonia, pero sin llegar a ser un vestido de fiesta, que podría no ser del todo adecuado en un juzgado. Otro tema es si la boda civil se celebra en un restaurante y a una hora tardía, en cuyo caso sí se podrían valorar este tipo de prenda.

También se puede conseguir un look muy atrevido usando un kimono como vestido.

Un vestido blanco para una boda en la playa

Casarse por lo civil no descarta el blanco, sobre todo si la boda es en la playa. Un vestido estilo ibicenco, blanco y largo pero sin la parafernalia de los vestidos de boda, será toda una sensación. Sobre todo si al celebrar este evento se pide a los invitados que también acudan de blanco, lo que resultará apropiado y bonito como si de una fiesta Ibicenca se tratase.

Deja un comentario

Puedes usar HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>