La depilación

El verano ha llegado y comienza la época de lucir las piernas si están bien depiladas, sino hay que elegir entre los distintos métodos para quitar el vello que con el calor parece que crece más abundante y oscuro.

Esto, por supuesto, pensando en hacerlo en tu casa, por si no quieres ir a la depiladora, o te surge alguna salida de última hora, y no pudiste pedir cita.

El más cómodo es el de la cera caliente que dura varias semanas y va debilitando el vello, pero resulta doloroso, sobre todo para las pieles sensibles y está contraindicado en el caso de tener várices.

También puedes contar con la maquinita de toda la vida, que no produce irritaciones y puede sacarte de algún apuro, ya que lo puedes hacer mientras te duchas, pero no te lo aconsejo siempre porque en dos o tres días estarás igual que antes.

La depiladora eléctrica produce casi el mismo dolor que la cera, y es tan agresiva como ella, ya que también arranca el vello de raíz y deja la piel irritada, no es una mala alternativa, pero el gasto inicial es importante.

Cualquiera sea el método que elijas, no te olvides de aplicar una crema hidratante o nutritiva en la zona depilada para disminuir la irritación, o un aceite de almendras para reparar la piel en profundidad.

Deja un comentario

Puedes usar HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>