La arcilla

Desde antaño se han utilizado elementos naturales, no sólo para curar nuetsros males físicos sino también, nuestros males espirituales y al mismo tiempo, exteriorizar el equilibrio alcanzado en forma de belleza estéticas, armonía física.

Aristóteles mismo  consideraba que el origen de todo lo creado es nuestro planeta estaba constituido por cuatro elemntos, a saber tierra, fuego, aire y agua.

En la arcilla se convergen dichos elementos siendo una mezcla de tierra y agua, enriquecida por la fuerza del sol y del aire.
En muchas historias y mitos correspondientes a distintas épocas históricas y culturales, se ha citado el beneficio de la arcilla, como la creación del hombre en el mito del génesis según la religión católica, o la sanación de un ciego por parte de Cristo aplicándole arcilla en los ojos.

La arcilla no sólo se usa como tópico sino que podemos encontrar casos en que lo ingieren con el objetivo de curar algún mal.
Por de pronto veremos que hay dos tipos de arcillas según su origen:

La arcilla de alteración rocosa

La arcilla de sedimentación

Están compuestas por silicato de aluminio hidratado con distintos elementos minerales por lo que presentan distintas coloraciones.

Hay distintos tipos de arcillas como als verdes, amariilas,grises, rojas oa zules. Se pueden conseguir en farmacias o establecimientos que vendan productos naturales.

Presentan distintas propiedades como ser remineralizante, antioxidante, absorbente, aí como antibacteriana, antiinflamatoria o cicratizante.

De manera externa se puede usar como cataplasmas, empastos o mascarillas. Es muy bueno como enjuague bucal. El tipo de arcillas, dependerá de para qué la quieras.

Tags:  ,

Deja un comentario

Puedes usar HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>