¿Existe una solución definitiva para la celulitis?

Si estás buscando una solución fácil y rápida para eliminar la celulitis de raíz, tenemos malas noticias: la magia no existe. Sin embargo, con constancia y algunos cambios en tus hábitos puedes lograr mejorar tu aspecto físico en poco tiempo y, sobre todo, tu salud.

¿Qué es la celulitis?

La celulitis es una acumulación subcutánea de grasa en nódulos (bultos), que entorpece la función de drenaje y eliminación de toxinas a nivel celular. Las células que acumulan líquido se inflaman y se vuelven rígidas, dando ese aspecto rugoso que tanto nos molesta. Además los bultos pueden llegar a ser claramente visibles, haciendo que parezca que tenemos pequeños (y no tan pequeños) hoyos en la piel.

En general decidimos tratarla por una cuestión estética, pero como también puede ser síntoma de un problema circulatorio o de sobrepeso, te recomendamos consultar con tu médico cómo mejorar tus hábitos y llevar un estilo de vida más saludable.

Cuida tu alimentación.

Las harinas y los azúcares procesados son tu principal enemigo. Una dieta saludable debe ser rica en nutrientes y variada. Si debes bajar de peso, consume todo tipo de vegetales y proteínas magras; puedes consumir frutas, lácteos y harinas integrales con moderación.

Además, durante el tratamiento evita el alcohol, los refrescos y bebe abundante agua (como mínimo dos litros por día). Puedes ayudarte a consumir más líquido con té verde, té de manzanilla y jugo exprimido de cítricos.

Haz ejercicio físico.

Es fundamental para mejorar la circulación, eliminar la adiposidad localizada y bajar o mantener el peso. Las clases de aerobic son una buena opción, y verás una mejora en tu aspecto en unas pocas semanas.

Si no puedes ir a clases, andar más ya supondrá una ligera mejoría. La natación es una excelente opción para quemar grasas sin impacto. No olvides consultar antes a tu médico si hace mucho tiempo que no haces ejercicio.

Aplica un tratamiento localizado.

Es importante que tengas en cuenta que aplicar una crema o un gel no será suficiente para erradicarla por completo, pero te ayudará a eliminar las toxinas acumuladas en la dermis y a activar la circulación, mejorando notablemente el aspecto de tu piel.

Antes de aplicar la crema, realiza una exfoliación en la ducha para abrir los poros y limpiar la capa superficial. Coloca unas gotas en las palmas de tus manos, calienta la crema frotando suavemente y aplícala en la zona a tratar masajeando de abajo hacia arriba para favorecer el retorno venoso. No hay que apretar mucho, simplemente realizar el masaje con una leve presión de las yemas de los dedos y de las palmas de las manos. Repite el proceso diariamente, hasta dos veces por día.

Recuerda utilizar siempre cosmética de farmacia que esté dermatológicamente testeada y sea segura para tu salud.

¡Lo más importante es que ames tu cuerpo como es y lo cuides para disfrutarlo sano por mucho tiempo!

Deja un comentario

Puedes usar HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>