Consigue una manicura perfecta

Hacerse la manicura para muchas es todo un placer, un entretenimiento. Para otras tantas es un quebradero de cabeza, motivo por el cual acaban acudiendo al centro de belleza para que les pinten allí las uñas. Si eres de las primeras, perfecto. Si eres de las segundas, el problema es que estos pequeños gastos son los que acaban disparando el presupuesto y, en esta época, no parece lo más aconsejable.

manicura-perfectaPintarse la uñas requiere tiempo, paciencia y dedicación. De lo contrario, el resultado obtenido estará lejos del deseado. Partiendo de estas premisas, te damos una serie de trucos:

  • Organización: antes de empezar, coge el estuche donde tengas todo el material, sácalo todo y distribúyelo en la mesa de manera que esté todo a mano. Meter la mano en el estuche con las uñas recién pintadas o en proceso podría arruinar el trabajo realizado.

  • Usa correctamente el quitaesmalte: no es necesario frotar las uñas con quitaesmalte, con impregnar un algodón con acetona es suficiente para disolver el esmalte aplicado con anterioridad. De este modo, no te mancharás las manos.

  • Primero retocar, después esmaltar: con una lima retoca las uñas para que no tengan imperfecciones y, así, será mucho más sencillo esmaltar después.

  • Retira las cutículas: aplica en las uñas un limpia cutículas antes de introducir los dedos en un bol de agua caliente y jabón. Mantenlas en el agua entre 3 y 5 minutos. A continuación, con un bastoncillo empuja las cutículas hacia atrás. No las estires ni las cortes.

  • Hidrata las manos: sin tocar las uñas para que el esmalte se fije bien, aplícate crema en las manos.

  • Protege las uñas: aplica una base una base incolora para que la superficie de la uña esté protegida de coloraciones amarillentas que puedan afear el resultado final.

  • Una vez secas, pinta: con la base ya seca, puedes empezar a pintarlas. Lo mejor es pintar con un pincel desde el centro de la uña y moverlo suavemente hacia abajo. Posteriormente hazlo hacia los dos lados sin cargar de nuevo el bote. La experiencia demuestra que es preferible hacer dos capas finas de pintura que una gruesa.

  • Déjalas secar: una vez pintadas es fundamental dejarlas secar un tiempo prudencial y no utilizar las manos hasta que no estén totalmente secas. Merece la pena perder unos minutos a cambio de lucir unas uñas perfectas y, además, la manicura durará más tiempo.

Deja un comentario

Puedes usar HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>