Consejos para un vientre plano

Actualmente, a pesar del enorme conocimiento que se tiene en cuanto a dieta y vida saludable la obesidad es problema de primer orden en los países occidentales. Esto se debe mayoritariamente al estilo de vida acelerado que llevamos, el stress, y las comidas con muchas grasas saturadas y pocos nuetrientes, a continuación dejamos algunos consejos para conseguir un vientre plano y estar en mejor forma.

 

Controla la flora intestinal.
La flora de nuestro intestino contiene millones de bacterias que viven en nuestro sistema digestivo y se encargan de mantenerlo en orden, cuidar nuestra salud y estimular el sistema inmunonlógico. Pero si tomamos antibióticos, tenemos una dieta inestable o que no es la adecuada… la flora intestinal se ve afectada, aparece el dolor abdominal, el ardor, gases excesivos, malas digestiones… Para evitar esto y que los alimentos se asimilen y se eliminen los residuos de forma correcta es aconsejable tomar yogures ricos en bacterias vivas, o vegetales fermentados como el chucrut, así como derivados de la soja.

Beber agua en la justa medida.

La recomendación estándar es beber un litro de agua al día, menos de eso, puede causar problemas de deshidratación y que nuestro cuerpo necesite hacer mayores esfuerzos para diluir los residuos de los tejidos y eliminarlo mediante la orina. Aún así el exceso de agua también puede ser malo para nuestro estomago, creando sensación de hinchazón o dilatándolo. Es importante medir cuanta agua debemos reponer cuando hacemos ejercicio y sudamos, si por ejemplo, se ha perdido medio kilo durante el ejercicio, deberemos equilibrarlo con medio litro de agua.

Ayudarnos con algún complemento.

Las pastillas para vientre plano, son un fuerte aliado en nuestra dieta para mantener la línea y un vientre esbelto, aquellas que contienen fibra, hinojo y camomila nos ayudan a regular nuestro flujo intestinal. Además la camomila ayuda el nos trastornos gastrointestinales como los retortijones, causados por el hambre y una mala planificación de las horas de comida (a veces imposible de cuadrar con las horas de trabajo), el hinchazón o los gases. Con unas pocas capsulas al día el rendimiento de nuestro estómago mejorará notablemente.

Vigila la respiración.

Aunque la respiración es un proceso que se reproduce de modo automático, cuando respiramos, podemos estar ejercitando los músculos abdominales de modo inconsciente. Con técnicas de yoga, con cada inspiración y espiración, conseguiremos usar también los músculos pectorales y pélvicos además de los abdominales. Al día respiramos entre unas 10.000 y 15.000 veces y gracias a esto podemos utilizar nuestros músculos abdominales de modo inconsciente, pocos ejercicios abdominales son tan sencillos de realizar.

Cada vez que respiras, puedes ejercitar tus músculos abdominales inconscientemente. Si aprendes a respirar con técnicas de yoga (respiración abdominal) con cada inspiración (sacar barriga) y espiración (meter barriga), conseguirás utilizar los músculos pectorales, pélvicos y abdominales a la vez, de forma inconsciente. Piensa que cada día respiras entre 10.000 y 15.000 veces, y puedes utilizar tus músculos abdominales cada vez. Posiblemente, no encontrarás una rutina de abdominales más relajante y sencilla de realizar.

 

3. Elimina los gases

Una persona normal, puede llegar a producir entre cuatro y cinco litros de gas al día. ¿A que no te lo imaginabas? El sistema digestivo está preparado para eliminarlos sin dolor ni sufrimiento. Cuando las personas tienen un problema de gases o flatulencia por estrés, mala digestión, problemas de intolerancia o alergia a ciertos alimentos, etc. el estómago se hincha exageradamente y suele aparecer tendencia a acumular grasa en la zona abdominal. Si eres de las personas que se levantan cada mañana con un vientre liso, que desaparece en cuanto desayunas y terminas acostándote con un vientre hinchado cada noche, los gases son tu problema. Para eliminarlos, debes acudir a una revisión médica que descarte otros problemas digestivos y seguir un plan de alimentación estricto para ayudar a eliminar los gases.

5. Limpia tu intestino

Las verduras y hortalizas ricas en fibra, arrastran el bolo alimenticio, evitan el estreñimiento y favorecen la eliminación de los restos de alimentos que ocupan volumen y distienden tus músculos abdominales.

  • Receta sopa “mete-barriga”

  • 1 litro de agua
    3 zanahorias
    1 ajo
    1 cebolla
    1⁄2 de repollo
    3 ramas de apio

Corta las hortalizas en “juliana” y cuécelas en el agua hasta que estén tiernas. Prueba a tomar esta sopa de desayuno cada mañana o de primer plato en las cenas. Comprobarás como pone tu intestino a trabajar a “toda máquina” y visitarás el baño con frecuencia hasta que elimines los residuos que abomban tu vientre.

Deja un comentario

Puedes usar HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>