Cirugía Plástica

cirugiaHoy en día la Cirugía Plástica pone a nuestra disposición una amplísima variedad de tratamientos que permiten corregir esos pequeños detalles corporales o faciales con los que no estamos totalmente a gusto.
Esta cirugía tiene la finalidad de reconstruir pequeñas deformidades o deficiencias funcionales del cuerpo, haciendo que estéticamente éste sea más hermoso.

La Cirugía Plástica se puede dividir en dos subespecialidades:
· Cirugía reconstructiva o reparadora: enfocada a reparar, reconstruir o disimular malformaciones de nacimiento o producidas por un accidente, trauma o enfermedad.

· Cirugía estética o cosmética: enfocada a modificar aquellas partes del cuerpo que no son de agrado para la persona. Tiene la finalidad de lograr una mayor armonía corporal y corregir los signos del envejecimiento. Aunque esta cirugía tiene un fin mayoritariamente estético, también hay ocasiones en las que una intervención de este tipo busca mejorar una zona del cuerpo que ocasiona molestias al paciente, como es el caso de la mamoplastia de reducción que a veces se realiza para eliminar problemas cervicales, de cuello o espalda.

Cualquier intervención quirúrgica de Cirugía Plástica debe realizarse siempre en un entorno hospitalario debidamente acondicionado y preparado para tal intervención y por un médico especialista miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Reparadora (SECPRE).

Entre las operaciones más comúnmente conocidas se encuentran las siguientes:

· Aumento de mamas
La mamoplastia de aumento tiene la finalidad de mejorar la forma y el tamaño del pecho de la mujer a la vez que se le aporta más volumen. Para ello se coloca una prótesis de silicona detrás de la glándula mamaria o detrás del músculo pectoral.

· Reducción de mamas
La mamoplastia de reducción busca reducir el volumen del pecho, moldearlo y darle una forma más armoniosa. Esta intervención se realiza extrayendo parte del tejido mamario, piel y grasa hasta reducir las mamas al volumen deseado.

· Rinoplastia
Los aspectos estéticos que más frecuentemente se corrigen con esta cirugía son el dorso nasal muy pronunciado (nariz aguileña), nariz grande o muy proyectada, nariz ancha, punta globulosa, punta caída o alas nasales anchas. En la mayoría de los casos esta intervención se realiza desde el interior de la nariz por lo que no deja cicatrices externas visibles.

· Liposucción
La liposucción está especialmente indicada para personas que quieren reducir cúmulos de grasa en determinadas zonas como caderas, muslos, rodillas, tobillos, abdomen, brazos, etc.
Para llevar a cabo esta intervención, se introduce una cánula (pequeño tubo empleado en cirugía) en un lugar estratégico y generalmente oculto de la zona a tratar y se extrae la grasa conveniente.

· Abdominoplastia
Para esos casos en los que la zona del abdomen presenta cúmulos de grasa y piel flácida persistente que no mejora con dieta ni ejercicio, la abdominoplastia es la mejor solución. Es especialmente útil para corregir la dilatación de la piel y musculatura producida tras el embarazo o en los casos de pérdida masiva de peso.

· Blefaroplastia
En esta intervención se elimina el exceso de tejido de la zona del párpado superior o inferior, por lo que se rejuvenece la mirada y se tratan problemas como bolsas y arrugas. Para llevarla a cabo se realizan pequeñas incisiones estratégicas a través de las que se recoloca o extirpa grasa o tejido.

· Lifting
El lifting es una cirugía que logra dotar de un aspecto joven y libre de arrugas al rostro. En esta operación se realiza una incisión que recorre los contornos del rostro, a través de la cual se tensan las capas musculares y la piel para posteriormente retirar el tejido sobrante.

· Cirugía genital
La cirugía genital, tanto femenina como masculina, son unas intervenciones muy demandadas en los últimos años. En estas intervenciones se consigue remodelar la zona genital respetando por completo la sensibilidad de la zona y la capacidad urinaria.

Entre los tratamientos de cirugía genital femenina más conocidos están la reducción de labios menores, remodelación de labios mayores, reducción de pubis, reconstrucción de himen o reducción de clítoris.

En el caso de la cirugía genital masculina los tratamientos más demandados son la faloplastia de alargamiento, gracias a la cual se consigue un alargamiento de entre 1,5 y 4 cm, y la faloplastia de
engrosamiento que se realiza injertando tejidos grasos del propio paciente o rellenos dérmicos de ácido hialurónico.

Deja un comentario

Puedes usar HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>