Baños de lodo

Hemos visto que existen distintos tipos de baños, desde los baños míticos de Cleopatra con leche de burra, los actuales baños con vino tinto, los afrodisíacos consistentes en una tina llena de chocolate hasta los de bañarse con peces llamado ictioterapia.

En este caso veremos el caso de los baños con lodo mineral, lo ideal es comenzar con dicho tratamiento en un balneario, posteriormente cuando uno adquiere el conocimiento y la práctica necesaria para llevarlo a cabo en la casa, se tornaría más cómodo, siempre y cuando se lleve a cabo ciertas técnicas.

Por ejemplo, teniendo un jardín hay que cavar un pozo lo suficientemente grande como para que quepe una persona. Se debe mezclar arcilla y agua. Dichos baños hay que llevarlos a cabo en verano y evitar así, los cambios bruscos de temperatura, no sea que en la búsqueda de la belleza y la salud, terminemos adquieriendo un resfrío. La arcilla es ideal calentarle anteriormente con el calor del sol.

En caso de no tener la posibilidad de hacer un pozo, entonces se puede utilizar una tina o una cuba, no lo hagan en la bañera porque la arcilla taparía las tuberías.

Se aconseja tomar baños diarios de cinco a diez minutos, luego se puede ir aumentado el tiempo hasta llegar a los quince o veinte minutos. En caso de notar cansancio, espaciar los días, tomando de este modo dos o tres baños semanales.

Los baños se recomiendan especialmente a aquellos que sufren de artritis o afecciones óseas entre otras cosas. Como siempre, aconsejamos primero consultar con especialistas como médico clínico o dermatólogo.

Deja un comentario

Puedes usar HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>