Ansiedad por la comida

Si ese es tu problema te recomiendo que una hora antes de la cena, o de tu comida más abundante, recurras a ciertos alimentos que tienen poder de saciedad, no engordan, e impedirán que devores todo lo que encuentres.

Los encurtidos aportan muy pocas calorías y son fuente de fibra. No hay limitación en su consumo; si soportas su fuerte sabor, puedes ingerirlos en grandes cantidades.

Semillas de lino, sésamo y girasol, un buen puñado aporta unas sesenta calorías, fibra, proteínas y grasas vegetales, vitaminas y minerales. Es importante masticarlas bien, para que te sientas harta.

Entre las frutas frescas, todas son recomendables, sin embargo se aconsejan aquellas de mayor consistencia, como la manzana, pera, melocotón o plátano, no muy maduros. Excepto este último, se recomienda comer las frutas con cáscara.

Las barritas de cereales son una buena opción sobe todo para las que trabajan fuera de la casa, ya que son cómodas para llevar. Aportan unas ciento diez calorías y hay variedades, con frutas deshidratadas, secas y trocitos de chocolate. Se pueden consumir hasta dos por día.

La gelatina diet aporta diez calorías por porción y es una buena opción para calmar la ansiedad. Se puede consumir a voluntad, y combinar con unos trocitos de fruta fresca, yogur o queso blanco descremado.

Degustar un caramelo ácido común o dietético en momentos de ansiedad, contribuye a disminuirla. Prueba ingerirlos especialmente de diez a quince minutos antes de las comidas.

Deja un comentario

Puedes usar HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>